Pendeja con aparatos muy puta

Caroline no era una putita más, era la más putitas de todas. Los hombres sabían lo fácil que era y siempre la invitaban a sus casas. Lo que verás en el video sucedió una tarde de Domingo a la tarde en la que Carlos la llamó para que fuera a tomar unos vinos a su casa. Ella fue, pensando que iba a ser una tarde tranquila, que a lo sumo tendría que chupar una  sola verga a cambio del vino. Pero no, Carlos era un pillo y había invitado a todos sus amigos, que la esperaban a la pta con la pija parada y dispuesta a penetrarla.

Y así, Caroline terminó rodeada de penes húmedos y calientes. Es cierto que no era lo que esperaba, pero tampoco quiso hacer quedar mal a Carlos, después de toda la molestia que se había tomado al llamar a sus amigos y organizar toda la fiesta. Entonces, puso su mejor cara de trola, y se dejó coger por todos. Ellos la trataron como una perra en celo, y después de unos minutos de manoseos, pijas en la cara y metidas de dedo en la concha, a la puta le acabó por gustar y se dejó bañar por todos y cada uno de esos pulsantes penes.



Leave a Reply

18 U.S.C. 2257 - Sobre VideoPutas XXX
RTA Restricted
18 U.S.C. 2257 - Sobre VideoPutas XXX