Ladrona abusada por policia

A la putita punk (Katrina Kraven) le salió mal el atraco y un policia la descubre con las manos en la masa. “¡Tendrás muchos años de carcel por esto!”, dice el policía mientras la cachea por armas. Por suerte para la zorra, ella tiene un arma capaz de vencer la voluntad de cualquier hombre: una hermosa conchita, jugosa y caliente, en la que meter la pija. Y la trola se ofrece a sí misma como coima: “Cogeme todo lo que quieras, pero no me lleves a la cárcel por favor”, le dice. Y claro que el policia acepta, ¡cómo no va aceptar! Y le pega la cojida de su vida, se la monta con todo el rigor de la ley.

Se la lleva a un galponcito de por ahí, y se toma muy en serio lo de cobrarse la coima. Usa a la trola de todas las formas posible, pasándole la verga por cada centímetro de su cuerpo. La zorra sabe muy bien que tiene que hacer un buen papel o el policía podría cambiar de opinión y llevársela a la cárcel. ¡Y vaya que hace un buen papel! Una puta punk bien jugosa, llena carne firme y caliente que penetrar con gozo y pasión. Por eso, tiene un final feliz: sería una pena que una golfa tan hermosa termine en prisión, cuando claramente tiene tantas pijas que chupar en libertad.

Leave a Reply